Somos reflejo de nuestro estilo de trabajo

En este tiempo tan excepcional que estamos viviendo, somos reflejo de nuestro estilo de trabajo: trabajamos en equipo.

Pudimos ver a este reto como un tiempo de oportunidad para seguir creciendo y potenciando el aprendizaje de nuestros alumnos, docentes y directivos.

Estamos convencidos de que al pensar con otros, el otro le da valor a tu idea y la mejora. La distancia no nos alejó, seguimos trabajando juntos.

Somos una comunidad que aprende.

Somos un colegio que se hace cargo de enseñar en el momento que le toca, lo que supone flexibilidad y capacidad de adaptación, siempre buscando la excelencia en todo sentido, con la premisa de que el alumno es el protagonista de su propio aprendizaje. Un alumno autónomo, preparado para hacer frente a retos como el que se les plantea hoy.

Valorando el vínculo con nuestros alumnos, no sólo abarcamos lo académico, sino también lo emocional. Humanizamos lo virtual, desarrollando la empatía y fortaleciendo la confianza de nuestros alumnos.

La implicación de las familias en la educación de sus hijos en esta situación es fundamental.

Este tiempo nos invita a ser y hacer más equipo que nunca. 

Más lejos, más alto.